Sanidad cambió por octava vez el recuento de muertos y se dispararon las víctimas aun más si cabe. Ya sabemos y advertimos desde primera instancia que las cifras no estaban avaladas en nada sostenible, con lo que su veracidad quedaba bastante dudosa.

Según los «expertos» las consecuencias de este cambio van a dar unos datos muy inciertos (¿más?) con lo que habría que esperar unos meses para observar el impacto de una manera prudente.

Comunicar desgracias no es fácil, máxime cuando lo que se pretende es evitar que los ciudadanos se enemisten con el Gobierno. En una situación así, tal vez los ciudadanos preferiríamos que se nos dijese realmente qué pasa, en vez de jugar con ratios y números, y elegir la cifra que más nos conviene.

Además sugiere también que los test PCR se hagan de forma aleatoria, para tener unos resultados, según él, mas fidedignos. «Errores» hay en todo el mundo con estas cifras, pero en España es especialmente notable. Por no hablar por contabilizar cada positivo de forma independiente, contabilizar muertes CON covid como muertes POR covid…

Seamos sensatos, que las cifras no cuadran se lleva sabiendo y diciendo desde el inicio. Que los cambios de metodología de recuento afectan también se sabe. ¿Hacer PCR aleatorios? También sabemos que no son nada fiables y que no detectan nada, con lo cual:

¿Estamos realmente ante un intento de enmendar las cosas? o en cambio, ¿estamos ante un intento de trastocar más las cifras llevando a la población al desconcierto más absoluto (si cabe)?

Leave a comment