La pandemia eclipsa todas las noticias. ¿Casualidad? Muchísimas noticias importantes no tienen cobertura, como por ejemplo, la cantidad de conflictos armados y descontrolados que hay ahora mismo en todo el mundo. En anteriores publicaciones y vídeos hay más detalles al respecto.

NICK CARTER:

El peligro de una nueva guerra mundial es muy real. La crisis económica global provocada por la pandemia está generando conflictos descontrolados atrayendo a más países.

Pienso que podría olvidarse el horror de las guerras pasadas y si te olvidas de él, hay un gran riesgo de que haya gente que piense que ir a la guerra es lo más razonable.

Aunque los conflictos no estén teniendo toda la cobertura que merecen ni aunque los tengamos en casa (solo hay que ver Canarias), no pasan desapercibidos para ninguno de los altos cargos. Las elecciones de Estados Unidos tampoco están ayudando. Fraude o Show, todo va muy acelerado y además muy descarado.

La crisis económica generada por la pandemia es otro gran precursor para que la guerra tuviese lugar. ¿Casualidad?, basta con observar en esta situación quienes se empobrecen y quienes se enriquecen, no hay que ir mucho más lejos. Y ya no solo la pobreza, el hartazgo de los ciudadanos que ante su impotencia no pueden hacer absolutamente nada salvo perder todo cuanto tienen (pobres autónomos españoles) es otro ingrediente caliente para este revuelto de intereses.

Ante el riesgo inminente las fuerzas armadas británicas aprovechan para levantar su nariz e imponerse ante el resto del mundo. No contentos con ello también hacen alarde de la tecnología militar que están preparando.

NICK CARTER:

 Dentro de diez años tendremos 90.000 soldados humanos y 30.000 robots en nuestras filas.

No dan muchos detalles escudándose en que es una situación complicada económicamente como para comprometerse con presupuestos. Como si en otro contexto hubiera posibilidad de que expusiesen sus cartas de esa manera. Tampoco es nada tranquilizador ver a un alto cargo de las fuerzas armadas de cualquier país haciendo declaraciones de este estilo.

Lo que sí hay que reconocer es que no es nada habitual que un alto cargo militar comente este tipo de cuestiones abiertamente, pero quien esté leyendo sabe que nada es al azar.

Leave a comment