El día 10 de diciembre el experto farmacéutico y profesor universitario jubilado Jean Bernard Fourtillan fue arrestado en su casa en Francia. Él defendía que el virus es real pero artificial.

Así que podemos estar ante un espectáculo mediático nuevamente para darle peso a la teoría de que sí que existe.

Tras la detención fue internado en el hospital psiquiátrico de Mas Careiron de Uzés. El desencadenante fue su reciente y activa denuncia y oposición ante las vacunas del COVID-19, que no hizo mucha gracia en las altas esferas.

Parece ser que no es nada novedoso en Francia el uso de hospitales psiquiátricos para el castigo hacia los oponentes del sistema de cualquier índole.

Llevaba muchos años Jean Bernard denunciando las vacunas y alertando de que utilizan adyuvantes peligrosos como el famoso aluminio. Además advierte que en las 11 vacunas obligatorias para los recién nacidos (sí, 11) superan la dosis máxima recomendada por la OMS en 17 veces.

Aun así él ofrecía alternativas para desencadenar la reacción inmunológica en los individuos sin llegar al uso de vacunas.

Por si fuera poco, también acusó al Institut Pasteur de estar tras la fabricación de muchas enfermedades durante décadas (hablamos de una organización sin ánimo de lucro en teoría).

El Institut Pasteur ha anunciado que demandará a Jean por la acusación aunque no se ha iniciado ninguna acción judicial todavía. Mientras estás leyendo esto él sigue encerrado por difamación y calumnias. No está asustado de momento, él está esperando su oportunidad para presentar todas las pruebas que acumuló durante tantos años.

El propio Fourtillan ha dicho que espera que los procedimientos legales le permitan presentar las pruebas que ha acumulado: de hecho, está ansioso por debatir los temas en juego. Ahora que se encuentra en un hospital psiquiátrico, la posibilidad de que esto suceda, con el interés de descubrir la verdad, es cada vez más remota.

Hipótesis

Su teoría es que la contaminación, los adyuvantes como el aluminio en las vacunas y la interferencia electromagnética destruyen la materia oscura en el cerebro debido a la falta de hormonas, y él ha probado, con éxito, la administración de un parche hormonal de valentonina y 6- Méthoxy-Harmalan (hormonas del sueño y la vigilia).

Para compensar el daño a 402 adultos, incluido él mismo, aceptaron el procedimiento bajo su exclusiva responsabilidad y a quienes se les advirtió que el parche no era un fármaco, sino una muestra técnica

El procedimiento cuesta solo una fracción del precio de los medicamentos recientemente desarrollados para estas afecciones.

Show mediático

Según Fourtillan, el virus actual que causa COVID-19 es un virus artificial. 

Fourtillan, así como otros investigadores de la crisis actual, considera que la evidencia de que la pandemia de COVID-19 fue planeada es indiscutible.

¿Espectáculo o realidad?

Leave a comment