No solo fue directivo en la OMS, también fue asesor del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama. Está o estuvo bien metido en la cueva del enemigo. Por lo tanto, no es descabellado pensar que puede tener algo de razón en lo que dice.

«Es inevitable, dentro de una o dos semanas, al ver que esto no está funcionando, ir a un confinamiento domiciliario»,

La cosa no queda ahí, también apuntilla que Europa está haciendo una gestión patética de toda la crisis sanitaria. Y dice más, pide que se tomen de ejemplo a todas las potencias orientales para combatir esta «ola» de rebrotes. Barajando todos los datos ya vemos a leguas en que lado está posicionado y cuales son las verdaderas intenciones tras sus palabras.

“Uno no puede dejarse pillar por la segunda oleada de la forma como nos hemos dejado pillar en Europa»

«Si tenemos una Navidad más o menos normal, obviamente va a ser un foco de contagio, sobre todo sabiendo que se va a celebrar en espacios cerrados con poca ventilación»

¿Realmente buscamos «salvar la navidad»? O, ¿ estamos reuniendo y provocando pretextos para cada vez tener unas medidas más y más desproporcionadas?

Seguiremos de cerca lo que dice el colectivo de «expertos» en sanidad.

Leave a comment